Un reciente acuerdo con Laboratorios Nolver permitirá a los profesionales de enfermería contar con una especialización en oncología 

La Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV), institución dedicada a la educación y prevención de cáncer, estrechó la cooperación con Laboratorios Nolver para desarrollar y financiar un programa formativo en el área oncológica, especialmente dirigido a profesionales de la enfermería.

El acuerdo fue validado en la sede de la empresa farmacéutica, con las firmas del presidente y la tesorera de la SAV, Cono Gumina y Elizabeth Urbina. Por parte de Nolver lo suscribieron el gerente general y el director de finanzas, Enrique Fontana y Fabián Di Mascio, respectivamente. Acompañaron el acto Morella Ramírez, gerente general de la SAV, y Jelin Angulo, gerente de comunicaciones y de responsabilidad social del laboratorio.

Gumina expresó que gracias a la alianza con Nolver, la SAV refuerza su misión fundamental de educar y prevenir acerca del cáncer en el país. La consolidación de esta alianza entre la institución y la casa farmacéutica permitirá desarrollar en corto tiempo un programa de especialización en oncología para profesionales en el área de enfermería.

Dicho programa contará con el apoyo académico de la Universidad Alejandro de Humboldt. En él se abordarán aspectos del manejo de los tratamientos, complicaciones y cómo llevar adelante un proyecto de investigación. “El objetivo es que el profesional de la salud que pasa más tiempo con el paciente, provea una mejor atención y contribuya al conocimiento en Venezuela sobre las patologías cancerígenas”, agregó Gumina.

Fontana en nombre de Nolver expresó su satisfacción por contribuir con la labor de la SAV y aportar ideas para conseguir un mayor impacto en la sociedad venezolana, lo cual es un objetivo de su responsabilidad social empresarial. “Estamos complacidos porque para nosotros la SAV es un ente honorable que dirigirá correctamente la colaboración que hacemos”, agregó el gerente general. 

Generando cambios

Por su parte Morella Ramírez, resaltó la importancia que tiene para la SAV el respaldo de las organizaciones que contribuyen a mantener los programas de educación y prevención que ejecuta la institución. “Si bien nosotros tenemos recursos propios, provenientes de nuestros programas de recaudación  de fondos; las alianzas estratégicas con empresas nos permite hacer trabajos de investigación, diseñar e imprimir material de divulgación que se orientan a la prevención y diagnóstico a tiempo de los diferentes tipos de cáncer”, dijo.

El lema de la SAV desde hace 68 años es que “el cáncer es curable si se diagnostica a tiempo”, y para ello los programas educativos y de prevención enseñan a la población a tomar medidas básicas para evitar enfermedades con consecuencias graves.

Refirió Morella Ramírez que hoy en día la SAV trabaja con proyectos educativos desde el preescolar, especialmente enfocados en nutrición, elemento fundamental para tener una vida saludable a lo largo de los años. Como ejemplo mencionó el programa la “Lonchera de mi Hijo”, iniciativa en la que niños aprenden a ir creando conciencia sobre hábitos alimenticios sanos, a la vez que se le brinda a los padres y docentes una guía confiable para armar el menú de los pequeños.

Fuente: Comstat Rowland