Si bien no podemos cruzar el Atlántico en taxi, la analogía con el viaje de Colón es una manera simpática de establecer la ventaja que un servicio de alta tecnología como el que Easy Taxi brinda a sus clientes: rapidez y precisión en el traslado, pues gracias al sistema de posicionamiento global (GPS), esta app conecta a usuarios y taxistas que se encuentran cercanos.

Llevémoslo a gran escala e imaginemos a Colón usando Easy Taxi. Él, en efecto, habría llegado a la India y la historia sería otra. También habría podido monitorear en tiempo real el rumbo de las naves, ya que a través del equipo móvil y las coordenadas que éste emite, el sistema de satélites del GPS podría haber establecido la distancia real a su destino, optimizando así el tiempo y los recursos.

Pero ya sabemos cómo resultó todo, y gracias a una app que nació en Brasil en el año 2011, el día de hoy son 20 mil usuarios promedio que pueden programar y abordar un taxi en cuestión de minutos, con todas las prerrogativas ya descritas. Para disfrutar el servicio se debe descargar la aplicación al teléfono inteligente de forma gratuita tanto en Androide como IOS, registrando datos como nombre, teléfono y correo electrónico. Con este sencillo paso, “ya se tiene acceso a más de 400 mil conductores en todo el mundo, y varios miles Caracas, Valencia, Maracaibo, Cabimas y el Municipio San Francisco”, indica Marcos Subía, Country Manager para Venezuela.

Cabe destacar que, a diferencia de los marineros que se embarcaron al nuevo mundo, no cualquiera puede afiliarse a Easy Taxi, pues esta empresa verifica no sólo las aptitudes de los taxistas al volante y el buen estado de sus vehículos, sino también su historial y confiabilidad. De esta manera al pedir el servicio, el pasajero recibe un perfil completo del conductor que lo buscará (con foto, nombre completo y teléfono) y su vehículo (con modelo, color de carro y placa).  Esta información queda resguardada en los servidores de Easy Taxi y permite monitorear en todo momento el traslado, sobre el cual se emite una encuesta de satisfacción al terminar la carrera.

Un testimonio casi histórico

Muy a propósito de la icónica fecha -12 de octubre- conversamos con el señor Efraín Colón de 63 años, quien es taxista afiliado desde hace un año. “Primero me costó adaptarme a utilizar el teléfono celular, yo no me llevaba bien con estas tecnologías modernas, pero en cuanto lo vi como herramienta de trabajo, lo conveniente de usarlo y lo seguro también, me quedé pegado”; así de franco es su testimonio, a lo que agrega “la mejor parte es que la gente confía más en uno, se siente tranquila y se le da un servicio mejor, ellos lo agradecen –y uno igual- que sea rápido y preciso el lugar donde te buscan y te dejan”.

No es casualidad que Easy Taxi sea una empresa originada en Latinoamérica, ahora con expansión global, alcanzando 30 países y más de 420 ciudades, ampliando su modelo de negocio a las soluciones corporativas Easy Taxi Pro y Easy Taxi Corporate, ideales para las empresas y corporaciones que requieren alternativas efectivas y seguras de transporte para sus clientes y colaboradores. Sin duda, esta fórmula le habría caído muy bien a Colón (Cristóbal) considerando la cantidad de personas que pasó de un lado al otro del “charco”.

Fuente: Comstat Rowland